Desde 1976 defendiendo los valores de la agricultura y la ganadería
Vitoria-Gasteiz
www.uaga.eus
Tolosa
Iruñea
Azpeitia
Tutera
Lizarra
Desarrollo rural
Noticias EHNE
ACTUALIDAD Desarrollo Rural

Ante las diferentes informaciones aparecidas en los medios de comunicación en torno a un impulso institucional de la segunda fase del Canal de Navarra incluyéndolo como proyecto a financiar dentro del Fondo de Reconstrucción europeo que se ha creado a raíz de la pandemia, EHNE-Nafarroa duda de que se vayan a poder transformar 21.000 nuevas hectáreas de regadío mediante dicha actuación, al no existir posibilidad real de terrenos, actualmente en secano, con la suficiente calidad como para que sean adecuados y, sobre todo, rentables de cara a un uso agrícola intensivo.

Desde tiempos inmemoriales, en la Ribera se vienen regando las tierras ubicadas en las terrazas de los ríos que surcan esta zona, sin necesidad de que se transformen áreas menos fértiles, lo que no solo lleva a una transformación artificial del paisaje, sino a una sobreproducción poco acorde en términos de sostenibilidad.

También cuestionamos la disponibilidad de agua para toda esta superficie, hay estudios que dicen claramente que es imposible, no hay suficiente agua para la suma de las hectáreas de la primera fase, su ampliación y las que sumarian esas 21.000 nuevas hectáreas.

Nuestro sindicato también pone en entredicho que se haya consultado, y mucho menos obtenido su conformidad, a todos aquellos agricultores que van a verse involucrados bajo los efectos de esta nueva macroinfraestructura. ¿Son conscientes realmente de la cuantiosa inversión económica que se van a ver obligados a afrontar, además de la que le corresponderá soportar a las ya maltrechas arcas públicas? ¿Sabe alguien qué costo va a tener la transformación de cada hectárea?

Nos preocupa sobremanera que este tipo de actuaciones está provocando el abandono del pequeño agricultor y la entrada de fondos de inversión y similares. Si estos ya son dueños actualmente de los canales de distribución, no queremos ni imaginarnos qué sucedería si se hacen con el control de la producción.

Dichos fondos de inversión ya se están lucrando de hecho con la gestión del agua en lo que se refiere a la primera fase del Canal. Así, se ha hecho público que Acciona, propietaria de la mitad del accionariado de Aguacanal, concesionaria de dicha primera fase, ha vendido su paquete al fondo de inversión francés Meridiam.

Paradojas de un capitalismo que se aprovecha de las necesidades y recursos públicos para hacer negocio privado, el Ejecutivo foral ya lleva acumulados 14 años de pagos en concepto de canon a dicha concesionaria por construcción, mantenimiento y financiación, mientras que en los próximos 16tendrá que abonar otros 240 millones de euros pendientes, todo un lucrativo negocio a costa del bolsillo del contribuyente.

Para más inri, cuando flaquea el argumento agrícola, se esgrime el uso de agua de boca para dar de beber a 70.000 habitantes de la zona sur de Navarra, sin tener en cuenta otras alternativas más económicas, factibles y rápidas de materializarse, como el uso de agua de El Ferial procedente de Yesa, opción por la que han optado localidades como Arguedas y Valtierra, cansadas de esperar una solución que se ha prolongado en el tiempo.

Desde EHNE-Nafarroa, insistimos en nuestra queja de que no se nos utilice al campo como excusa para justificar una macroinfraestructura hidráulica que responde a intereses especulativos y que va a seguir hipotecando durante los próximos años gran parte del presupuesto económico del Departamento de Desarrollo Rural, que podría ser destinado a necesidades del sector primario mucho más acuciantes, especialmente en el momento actual en el que nos encontramos.