Desde 1976 defendiendo los valores de la agricultura y la ganadería
Vitoria-Gasteiz
www.uaga.eus
Tolosa
Iruñea
Azpeitia
Tutera
Lizarra
Medio ambiente
Noticias EHNE
ACTUALIDAD Medio Ambiente

El buen tiempo y las vacaciones llevan a disfrutar de la naturaleza a las personas que viven a diario en la ciudad rodeada de hormigón. Es comprensible y probablemente necesario para muchos y muchas. Pero debemos recordar, que el monte no es solamente una zona de esparcimiento. Que hay una gestión del entorno detrás de estos campos verdes y atractivos, una familia que vive de ellos y un forraje que garantiza el bienestar de los animales.

En los últimos días estamos teniendo la visita de ciudadanos y ciudadanas en campos, prados y campos de cultivo de baserritarras. Con el inicio de la primavera la hierba también crece y la utilizamos para alimentar a nuestros animales: unas veces los sacamos a pastorear y otras, cortamos esa hierba para poder dar de comer en la propia cuadra o prepararla para el invierno. Pisar y ensuciar la hierba en estos campos que estan por segar o pastorear nos produce daños en la alimentación de los animales.

La alimentación del ganado es un área básica para el bienestar animal. No sólo eso, si se pierde ese prado a los y las baserritarras nos surgen problemas para elaborar nuestros productos: la necesidad de traer alimentos de fuera, aumentar el gasto y como consecuencia subir el precio de ese producto que elaboramos o dejar de hacerlo en el peor de los casos, perdiendo el sustento de nuestras familias.

El acceso a los prados se realiza con frecuencia mediante barreras o cierres. Esto es para que los rebaños estén allí protegidos, o para identificar la misma propiedad. Queremos pedir a las personas que quieran disfrutar de la naturaleza que respeten también estos cierres. Porque no respetar esas zonas es como no respetar la puerta de casa de nadie.

Cuando vayáis al monte, recordad que debemos dejar las barreras tal y como las encontramos, y que estas praderas verdes y dulces están allí porque las gestiona alguien, son alimentos de ganado y todos los días del año, haga buen o mal tiempo, tenga vacaciones o no, allí vivimos los y las baserritarras. 

Por lo tanto, por favor, ayudadnos a mantener el equilibrio, para que los que quieran disfrutar de la naturaleza lo hagan y los que vivimos en ella lo podamos seguir haciendo.