Desde 1976 defendiendo los valores de la agricultura y la ganadería
Vitoria-Gasteiz
www.uaga.eus
Tolosa
Iruñea
Azpeitia
Tutera
Lizarra
Medio ambiente
Noticias EHNE
ACTUALIDAD Medio Ambiente

El 9 de abril será el primer día de la lana europea. Desde EHNE Gipuzkoa queremos reivindicar la importancia de este día, ya que estamos convencidos de que la lana es la fibra del futuro. La iniciativa que ha creado el grupo European Wool Exchange, a la que se han sumado varias instituciones de más de 20 países europeos, persigue el mismo objetivo: reivindicar el valor de la lana.

Promover el uso de la lana en base a los Objetivos de Desarrollo Sostenible y ofrecer a esta fibra el respeto que se merece serán pasos imprescindibles para conseguir un planeta mejor. La lana ayuda a mejorar el estado de salud de las personas que sufren ansiedad a través de la lanaterapia; el uso de fibras naturales evita la contaminación de las aguas; para la industria es un material con grandes posibilidades de innovación; fomenta el consumo responsable, mediante la economía circular; el pastoreo contribuye al mantenimiento de la biodiversidad y contribuye a mitigar el cambio climático. Y además la lana es 100% biodegradable: es una solución para reducir la contaminación en nuestros mares y océanos.

En las últimas décadas se ha sustituido el uso de fibras naturales por fibras sintéticas. Así, en 2007 el 60% de la producción de fibras textiles era sintética, correspondiendo el 2% a la lana, el 37% al algodón, el 1% al lino y el restante porcentaje a la seda. La lana que se produce a nivel europeo se envía a procesar a China e India y luego vuelve, es decir, además de gastar dinero en transporte, aumenta la contaminación. Además, se destruye el 10% de toda esa lana. Ese funcionamiento no es sostenible. Además, toda esta tendencia destruye la red industrial que exite para la transformación de la lana.

Sin duda, apostar por fibras naturales como la lana ayudaría a reducir la cantidad de fibras sintéticas que contaminan el agua, pero para ello hace falta un cambio de conciencia que le dé más valor.

Todavía estamos a tiempo de avanzar en el uso de la lana, ya que existen artesanos con conocimiento de esta fibra natural. Porque conocen mejor que nadie la naturaleza de la lana y las posibilidades que ofrece. No dejemos que ese saber se pierda y fomentemoslo.

Debemos darnos cuenta del tesoro que tenemos entre manos. Puede ayudarnos a para el cambio climático. Podemos reducir la contaminación con la lana. Tenemos claro que la lana es el futuro.