Desde 1976 defendiendo los valores de la agricultura y la ganadería
Vitoria-Gasteiz
www.uaga.eus
Tolosa
Iruñea
Azpeitia
Tutera
Lizarra
Política agraria
Noticias EHNE
ACTUALIDAD Política Agraria

La semana pasada en San Sebastián anunciamos una serie de concentraciones entre todas las organizaciones agrarias en común que van a tener en todas las provincias de País Vasco y Navarra.

Hoy estamos aquí, las dos organizaciones agrarias de Navarra denunciando la grave situación del sector lácteo en concreto y del sector agrario en general y exigimos la aplicación inmediata de la Ley de Cadena Alimentaria.

Realizamos esta comparecencia pública con el objetivo de dar a conocer a la población gravísima situación que viven los profesionales del sector primario y muy especialmente, todos los subsectores ganaderos y al mismo tiempo, exigir al Gobierno Central la aplicación inmediata de la recién reformada ley de Cadena Alimentaria y a los gobiernos vasco y navarro su desarrollo legislativo.

El imparable y exponencial crecimiento de los costes de producción (en torno al 30%) ha conllevado que el sector productor se vea asfixiado al no poder repercutir sus costes de producción al siguiente eslabón de la cadena y la consecuencia inmediata de todo ello, son los impagos de determinados inputs, la venta de ganado para poder obtener liquidez, la eliminación de elementos importantes como son los seguros de explotación, en definitiva, una falta de liquidez que tiene como consecuencia que los productores estén trabajando a pérdidas.

La desaparición de las pequeñas explotaciones que conforman nuestro tejido productivo, puede ser una realidad en el corto plazo si no reaccionamos de la mano del consumidor y que este exija a la distribución un trato justo al sector lácteo reflejando unos precios en los lineales que de verdad cumplan la ley en todos sus eslabones y permitan un reparto justo a lo largo de todos sus operadores.

En este sentido, sirva como ejemplo la situación del sector lácteo, sus costes deproducción se han incrementado 0,05 euros por litro en los últimos meses, situándose entre 0,40 y 0,42 euros por litro, mientras que los ganaderos están cobrando entre 0,32 y 0,37 euros por litro.

Por todo ello creemos que más allá de las distintas ayudas que reciben nuestros ganaderos, sean provenientes de la PAC o más puntuales como las que EHNE ha planteado vía enmiendas a los presupuestos, el sector necesita de medidas estructurales para mantener el tejido de nuestras explotaciones ganaderas a lo largo del territorio. En este sentido planteamos que se adopten todas las medidas necesarias para hacer más transparente, justa y equilibrada la Cadena Alimentaria

La Cadena Alimentaria debe generar un mayor valor para nuestros productos alimentarios distribuyéndolo de forma más justa y equitativa entre todos los eslabones de la misma.

La Cadena Alimentaria actual, conformada por miles de productores agropecuarios, unos cientos de empresas agroalimentarias y una decena de cadenas de distribución está claramente desequilibrada de origen y en ella, además de graves situaciones de injusticia son frecuentes los casos de abuso de poder por parte de los eslabones más fuertes, especialmente, por parte de las cadenas de distribución.

Reconociendo el potencial teórico que alberga la recién aprobada reforma de la Ley de Cadena Alimentaria, desde el sector productor pedimos la colaboración de la administración para que se establezcan los referentes oficiales de los costes de producción de los diferentes subsectores productivos y se apoye la integración de pleno derecho y de acuerdo a la legalidad vigentede dichas referencias oficiales en todos los contratos agroalimentarios dada el abuso de posición que tiene la gran distribución en la negociación con los ganaderos.

Ya hace unas semanas comunicamos públicamente que el cumplimiento de la Ley de la Cadena Agroalimentaria será más efectivo a través de la creación de una mesa de trabajo neutral entre los distintos actores de la cadena alimentaria, cuyo objetivo sea facilitar la consecución de los contratos, para asegurar que el precio de venta de los productos agrarios se encuentre por encima del coste de producción.

Desde las organizaciones agrarias solicitamos que se adquieran y fortalezcan las competencias necesarias en el Departamento de Desarrollo Rural y se sea exigente en el cumplimiento de la Ley de Cadena Alimentaria para evitar fraudes al consumidor, abusos de poder de la distribución alimentaria, etc.

Es una petición que llevamos reivindicando desde hace mucho tiempo y por tanto consideramos que esta herramienta nos permitirá conseguir que el mercado remunere lo que cuestan nuestros productos. Así como, trasladamos al consumidor un valor añadido, porque lo que está abonando por sus productos permite mantener la viabilidad de los negocios de las personas que trabajan en el campo y mantener un tejido productivo y auxiliar de proveedores que perviva en el territorio

También exigimos que actúe de oficio en persecución de todos aquellos contratos que no cubran los costes efectivos de producción y todos los casos de ventas a pérdidas que se dan a lo largo y ancho de la cadena alimentaria. UAGN presentó alegaciones a los presupuestos solicitando que se fortaleciera la capacidad de inspección en el cumplimiento de la ley de la Cadena Alimentaria en Navarra a través de una enmienda en la que se ampliaba la partida a 50.000 euros, por lo tanto, ha sido recogida una de las peticiones.

Asimismo, reclamamos que el Ministerio ponga en marcha inspecciones de oficio frente la industria y distribución, acelere los procesos para agilizar las sanciones, actualice y agilice los estudios de cadena de valor, y por otra parte, que a través de la AICA (Agencia de Información y Control Alimentarios), acompañada de los instrumentos autonómicos pertinentes, se actúe de oficio en persecución de todos aquellos contratos que no cubran los costes efectivos de producción y todos los casos de ventas a pérdidas que se dan a lo largo y ancho de la cadena alimentaria.

Por otra parte, exigimos a la industria y la distribución que cumplan con la ley. Sus objetivos de negocio, siempre a corto plazo, están destruyendo el sector productor y pueden generar un problema de abastecimiento para sí mismas y la población en general. Este comportamiento es absolutamente rechazable y las coloca en elpunto de mira también en las movilizaciones.

Una cadena alimentaria transparente, justa y equilibrada, en nuestra opinión, será una cadena más sostenible y por lo tanto, más beneficiosa para el conjunto de la población y en especial, para los consumidores.