Desde 1976 defendiendo los valores de la agricultura y la ganadería
Vitoria-Gasteiz
www.uaga.eus
Tolosa
Iruñea
Azpeitia
Tutera
Lizarra
Ganadería
Noticias EHNE
ACTUALIDAD Ganadería

El lobo dejará de ser especie cinegética a partir de mañana, tras la publicación de la Orden por la que se modifica el Listado de Especies Silvestres en Régimen de Protección Especial (LESPRE). Así, la ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, Teresa Ribera, ha cumplido la amenaza y ha aprobado una norma que proteja al lobo pero que se olvide de los ganaderos, sin el apoyo del sector ganadero ni de muchas comunidades autónomas. Ello significa que a partir de ahora se le considera especie no cinegética y se impide su caza en todo el Estado español, lo que traerá consigo un considerable aumento incontrolado del número de ejemplares, que derivarán en un incremento de la cifra de ataques y una nueva amenaza contra la necesaria supervivencia de la ganadería extensiva en nuestras zonas rurales.

Se trata de una decisión que para nada ha contado con la opinión de quienes vivimos a diario en dichas áreas y que atenta gravemente sobre una práctica ancestral de la que viven miles de familias, mantiene población en lugares desfavorecidos, contribuye de manera esencial a la preservación de la biodiversidad natural, proporciona elementos de cohesión social e identidad cultural y, por supuesto, aporta alimentos de calidad para toda sociedad.

EHNE no se opone a la existencia del lobo, pero ahora lo que está en peligro de extinción es la ganadería extensiva. Creemos que, mucho antes de dar el paso de permitir al lobo su total expansión, es imprescindible dignificar la labor de nuestros pastores. Es necesario hacer un control efectivo de la aplicación de la ley de cadena alimentaria, es necesario proveer de servicios para una calidad de vida digna a todas las áreas rurales, es vital que las administraciones acompañen y ayuden al sector para que podamos disfrutar de una estabilidad y tranquilidad que hoy no existe. Esto seguramente asegurará el relevo generacional, y una vez conseguido, desde una posición de vida digna y estable, ya hablaremos sobre si es posible o no la convivencia, y de qué medios hay que poner para ello. Pero de ninguna manera antes.

EHNE reivindica el legado de nuestros ancestros, pues no es casualidad que buena parte de los hábitats integrados en la Red Natura 2000 –Salvada, Gorbeia, Arkamo-Gibijo-Arrastaria, Entzia, Pagoeta o Aralar– sean zonas de pastoreo extensivo. Ese trabajo sostenido en el tiempo es el que ha preservado la biodiversidad que albergan nuestras montañas, con sus praderas, bosques y demás ecosistemas.

Nuestro sindicato considera que en la aplicación de esta política de conservación del lobo no se ha tenido en cuenta la función que ejercen las poblaciones rurales y sus actividades, como sustento de la biodiversidad, conservadores del patrimonio cultural y agentes económicos, además de trinchera contra el cambio climático. Más bien, lo que parece que se quieren obtener son resultados contrarios a los pretendidos, dado que la montaña, sin la presencia activa del pastoreo, la ganadería y sus rebaños, camina irreversiblemente hacia la pérdida de sus características esenciales.

El patrimonio agroganadero es un bien y una responsabilidad de toda la sociedad y solo desde un trabajo colectivo del que también formen parte de manera activa los agentes rurales, poniendo de manifiesto sus opiniones y teniendo en cuenta su experiencia, se podrá encontrar un equilibrio entre la naturaleza campesina y la naturaleza salvaje, pero solo una vez apuntalada la supervivencia del pastoreo y la ganadería extensiva.

 

-----------------------------------------------

+ INFO DE COAG

NdP_ASAJA-COAG-UPA_21092021_Publicación-lobo-LESPRE.pdf